Historias

Historias de la feria :: Pepita Arizmendi

pepita arizmendi

Pepita acude a su puesto de la feria desde que era niña. Su ama Manuela  y su amona Josefa fueron sus maestras, al igual que ella lo ha sido de su hija Itziar. Recuerda el tiempo en el que el mercado duraba todo el día y en esta ocasión, teniendo en cuenta que justo ahora comienza la temporada de la angula, rememora los días en los que, por su precio, se dejaba comer.

“Aunque anduviéramos a rastras, comíamos bien. Muchas veces el día del mercado la ama y otras vendedoras comían en una casa particular, donde Cecilia. Tomaban un potaje y, después, unas angulas. También había caseras que las compraban con parte de lo recaudado con las ventas del día”, recuerda Pepita.